Los Animales tienen conciencia


Científicos afirman que los animales tienen conciencia


Un grupo de científicos compuesto por neurofisiólogos, neuroanatomistas y neurocientíficos computacionales, entre los que se encuentran los reconocidos Stephen Hawking y Christof Koch, han firmado una declaración que confirma la existencia de conciencia en los animales en la misma medida que existe en los seres humanos.

El “Cambridge Declaration on Consciousness” es la primera confesión oficial sobre esta materia en el mundo de la ciencia e incluye una lista de animales “inteligentes” que suma a todos los mamíferos, las aves y los pulpos en base a pruebas científicas.

Este documento no sólo tiene relación con el respeto a los animales sino que además confirma la existencia de conciencia en animales de una escala evolutiva muy diferente a la nuestra como los pájaros.


En un comunicado, los científicos señalaron que “la ausencia de un neocórtex no parece excluir un organismo de experimentar estados afectivos. La evidencia convergente indica que los animales no-humanos tienen los elementos neuroanatómicos, neuroquímicos y neurofisiológicos de sustratos en estados conscientes junto con la capacidad de exhibir comportamientos intencionales”.

Las declaraciones dejan en claro que la raza humana ya no sería la única con la capacidad de crear pensamientos inteligentes y plantean una nueva arista sobre el trato que se le da a estos seres vivos.

"Animales, Almas Iluminadas"

El más grande error de los seres humanos es sentirse superiores en este mundo, la iglesia nos han enseñado que somos los únicos que poseen alma, sin embargo y afortunadamente esta irracional idea ha ido cambiando a lo largo de los años. Los mayores científicos de nuestro tiempo reconocen que los animales tienen conciencia. Estas increíbles historias nos prueban que los animales poseen alma y mucho más pura que la nuestra, son inteligentes y capaces de amar.

Koko El Gorila


Koko es una Gorila de las tierras bajas que nació en el zoológico de San Francisco USA en 1971. Cuando cumplió un año, su instructora la Dra. Francine “Penny” Patterson (sicóloga) comenzó a enseñarle el idioma de los sordomudos (Ameslan- Lenguaje de signos americano). Si bien se había trabajado anteriormente con Chimpancés, era la primera vez que se intentaba con un Gorila.

Actualmente con 37 años de enseñanza y práctica, Koko maneja más de 1000 palabras y ha dado un coeficiente intelectual de 80 sobre 100 (la OMS considera que 90 es normal para un humano).

Este enorme e inteligente gorila asombró al mundo entero, aprendió a comunicarse con el lenguaje de señas, cuando murió su gatito le comunicó a sus entrenadores que estaba triste y se aisló para llorar la muerte de su amigo, así mismo al ver su película favorita, Tea With Mussolini, en la escena en la que el chico tiene que decir adiós a sus familiares y se despide desde el tren, tan pronto como la escena del “adiós” empieza Koko se da la vuelta para no tener que verla. Luego procede a hacer las señas para las palabras: “Triste”, “Llorar”, “Malo”, “Problema”,“Madre” y “Koko-ama” mientras le salen las lágrimas.



Delfines

Los delfines se llaman por su nombre. La ciencia ha revelado la increíble similitud entre el comportamiento del ser humano y el de los delfines: recientemente se ha descubierto la capacidad de estos animales de pensar en el futuro, de reconocerse frente a un espejo y de manifestar un aparente sufrimiento por la muerte de un hijo.

Esta vez, un estudio de la Universidad de Saint Andrews, en Escocia, prueba que, como la visibilidad de los delfines es limitada, desarrollan un silbido propio, aún indescifrable para los humanos, que les sirve para señalarse y ubicarse frente al resto de los miembros del grupo.
Lo curioso es que el sonido de cada delfín, algo así como su firma acústica o su nombre, puede ser imitado por otros de la misma especie, a quienes únicamente responde el dueño de cada silbido para establecer comunicación. Así las cosas, el hallazgo de los científicos escoceses lleva a entender que un delfín puede responder cuando otro lo llama por su nombre reproduciendo su silbido.



Beluga Mila

Yang Yun un buzo experimentado casi muere de no ser por la intervención de una beluga llamada Mia. “Me empece a ahogar y a hundirme aun más bajo y pensé que era todo para mi, que estaba muerto. Hasta que sentí una increíble fuerza debajo de mí me está volviendo a la superficie.” Era Mia quien lo tomó de una pierna y lo empujó a la superficie, salvándole la vida.



Oscar

Oscar es un gato que vive en un asilo para ancianos, éste sabe cuando una persona va a morir, el se sienta en su cama y se queda durante los últimos minutos de vida de la persona.




Fuente:

Share this:

, , , , , , , ,