La simbología en la vida diaria



La Simbología en la vida diaria

¿Desde dónde actuamos?

Cuando intentamos responder a esta pregunta nuestra lógica coaccionada y el pensamiento mental nos lleva a una respuesta de anhelo y necesidad como: ¿Para qué comes? - Porque tengo hambre... ¿Desde dónde comes? - Desde la necesidad de alimentarme... Por ejemplo esto es una respuesta "lógica", pero también automática y carente de sentido emocional, profundo o inconsciente, simplemente es una respuesta biológica a una necesidad. Pero actualmente sabemos que somos algo más que un cerebro reptiliano, somos seres sensibles, emocionales e inconscientes.


El pueblo de los Q'eros por ejemplo, proyecta una información simbólica y emocional en actos tan cotidianos como lavar los platos, hasta objetos como muebles, sillas, cubiertos... Usan su intención emocional para proyectar en el objeto una información que simbólicamente creará movimientos tanto exteriores (realidad) como interiores (Emocional e inconsciente).

Para poder crear primero tenemos que comprender qué es la simbología. Es una información que proyectamos en una acción o en un objeto por medio de nuestra intención, que junto con la emoción que la impregna, se crea la posición desde donde actuamos. Esta posición es percibida por el inconsciente creando así realidad.

Cuando hablo de crear realidad no me refiero a la aparición instantánea de algo, si no a que atraemos lo que somos. Si proyecto en el aire que respiro la capacidad de amar por ejemplo, atraeré una situación en la que conscientemente pueda decidir usar la capacidad de amar.

Una rama de lo que estamos hablando es el Minfulness o atención plena. Esta herramienta que nació de la meditación y el budismo nos enseña, en resumen, que las experiencias de la vida nos pueden afectar más o menos dependiendo de nuestra actitud.

Este vídeo es un ejemplo que nos muestra qué es el mindfulness:




Ejemplos Personales

La teoría de como proyectar nuestra intención en las acciones cotidianas está bien, pero la mejor forma de verlo es con ejemplos. Voy a contar algunos ejemplos personales de la carga simbólica de los actos y su acción en la realidad.

A: Automatismo.
B: Acción - Intención - Proyección.
C: Reacción - Realidad - Decisión.


Desayunar

A: Normalmente desayuno de forma automática y llenando mi necesidad de alimentarme, pero un día... 

B: Estaba en un retiro de 5 días, donde la alimentación se hacía en silencio. Uno de los días por la mañana estaba frustrado por la vergüenza que me daba hablar en público. Mientras desayunaba un vaso de leche con azúcar. Mientras le daba vueltas a la leche para que se disolviese el azúcar, proyecté que estaba intentando disolver la vergüenza, la leche representaba mi vida. Conforme lo movía me iba sintiendo mejor, más liberado... Cuando sentí que ya no había vergüenza me la bebí, pero al ver el vaso vacío me di cuenta de que por mucho que intentes disolver algo, siempre queda algo en el fondo que no se pudo disolver...

C: En la siguiente clase me situé en mi silencio observador desde la vergüenza, pero de repente se me brindó la oportunidad de hablar delante de todos los compañeros. Aquí sentí el poder de decisión, podía elegir callarme y seguir atado a la vergüenza o hablar y dejarme llevar. Realmente no importaba lo que dijera, lo realmente poderoso era que había saltado el miedo y disuelto la vergüenza un poco más.

Así durante todo el día se siguieron presentando ocasiones para elegir vergüenza o dejarme llevar...


Barrer La Casa

A: Normalmente barro cada fin de semana desde la posición de: Por si viene alguien...

B: Sin embargo un día me apeteció barrer la casa sin más. Mientras recogía el polvo proyecté que las pelusas eran restos de antiguos paradigmas, estructuras o creencias limitantes del pasado. Al barrer estaba liberándome de los resquicios y daba paso a nuevas ideas y experiencias. Cuando terminé de barrer me sentía menos pesado, más libre...

C: Prácticamente al terminar de barrer me llegó un correo donde me aceptaban en un curso que deseaba realizar. Aquí estaba lo nuevo, la nueva experiencia que se había presentado.

Mientras el día avanzaba las oportunidades iban surgiendo continuamente...


Son dos ejemplos que muestran un poco la simbología que proyectamos y los movimientos que podemos crear. Pero cada uno le puede dar el significado que desee.

"Si quieres ordenar tu vida comienza por ordenar tu habitación"



Gracias, un cariñoso abrazo...

Héctor Ibáñez




Share this:

, , , , , , , , , , ,