El Método: Los 11 Pasos De La Magia y Los Cuatro Jinetes Del Apocalipsis

Imagen de Grabriela Moscato (Cover)

"Los Cuatro Jinetes Del Apocalipsis"

Las culturas iniciáticas dejaron en sus escritos más antiguos unas "pautas" para el despertar del ser humano. Estas escrituras narran que estamos, en este momento, en una nueva era llena de magia y sabiduría para alcanzar lo que estas culturas practicaban: Crear realidad propia.

Alcanzar la divinidad humana, aprender a ser nosotros los propios dioses. Las culturas iniciáticas de todas las partes del mundo, culturas que jamás han tenido contacto, llegan a la misma conclusión: El ser humano puede crear su propia realidad.


José Luis Parise ha recorrido por más de 30 años el mundo de las culturas, desentrañando y trazando un mapa. Este mapa es el conjunto de todas las escrituras que ha ido estudiando. Parise nos cuenta que las primeras escrituras nacen de la Atlántida, una de las culturas más antiguas y más evolucionadas.

José Luis parise ha desarrollado un método, el método de la magia. Ha reunido todos los escritos antiguos a un método basado en 11 pasos, podéis leerlos en su libro: Causalizar.

Estas culturas también nos cuentan que tenemos que tener precaución con "los cuatro jinetes del apocalipsis", estos cuatro jinetes son los cuatro grandes dogmas, creencias, condicionantes.... dentro de nuestra sociedad. Para poder hacer magia, primero tenemos que salir de este paradigma:

Primer jinete: Política - No Puedo
Segundo Jinete: Economía - No Tengo
Tercer Jinete: Ciencia - No Se
Cuarto Jinete: Religión - No Debo

Estas cuatro paredes nos encierran en una sociedad rota, sin alma y fragmentada en: Poder o no poder, tener o no tener, deber o no deber, saber o no saber. Aclaremos que esto no significa que una sociedad no tiene que tener política, economía, ciencia y religión, pero sí vemos que las hemos colocado en una posición que nos condiciona en nuestra forma de pensar, sentir, y lo más importante, hablar.

Nuestra palabra es creadora de realidad y estamos tan ahogados en este paradigma que vemos muy difícil cumplir un deseo sin mentar algo de esto.

¿Y si realmente nuestra divinidad reside en aprender a conectarnos desde lo sutil, hasta lo denso para así crear realidad? 

¿Y si la energía de nuestras palabras nos ayudara a causalizar nuestras vidas?

¿Y si las culturas antiguas tenían razón?



Share this:

, , , , , , , , ,